Inicio / Cultivo / Técnicas de cultivo / Floración – Parte 2
Growshop el bruixot gandia
Floración 2

Floración – Parte 2

Si la semana pasada os contábamos cómo inducir a la planta a que entrara en periodo de floración y os detallábamos algunas particularidades y aspectos ambientales que debíamos tener controlados, esta semana os vamos a hablar de otros aspectos importantes de ésta fase, como la nutrición, riego y demás cuidados que deberéis vigilar con atención. Además os daremos algunos útiles consejos para completar ésta etapa con éxito. ¡¡Ánimo que el fin ya está cerca y pronto podréis disfrutar de vuestra cosecha!!

Como en todo ser vivo la alimentación es una parte fundamental para que la planta esté sana. Ésta es la base para una abundante floración, una buena defensa contra las plagas y enfermedades, etc. A través de las raíces, nuestra planta se abastece del agua, el oxígeno y los nutrientes que necesita, que son básicamente tres: nitrógeno, fósforo y potasio.

Floración 2bEn este aspecto es de vital importancia tener bien controlado el nivel de pH de la planta; ya que son las raíces las que han de absorber estos nutrientes y un impedimento para la correcta absorción de los mismos es la variación del pH. En su rango justo de pH , la planta es capaz de absorber los nutrientes correctamente, pero no fuera de este rango. Para ello, mediremos el pH del agua de riego con el abono agregado. En todo caso éste oscilará entre 5.5 y 6.5, dependiendo del medio en el que cultivemos. Suponiendo que cultivemos en tierra, a pesar de que ésta hace efecto “tampón” y amortigua mucho las subidas y bajadas del ph, lo más probable que que tengamos que compensar con un ácido la subida de pH que provocan el Fósforo y el Potasio.

La planta, como ser vivo que es, es impredecible. Así que a pesar de que la gente es muy amiga de las tablas de nutrientes, nosotros os animamos a que observéis la planta atentamente e intentéis entenderla para saber qué es lo que le realmente le falta o le sobra, y cuáles son sus necesidades verdaderas, más allá de tablas estándares de alimentación. Además os animamos que ante cualquier indecisión no dudéis en acudir a profesionales que os podrán resolver cualquier duda al respecto.

Como comentábamos, estos tres nutrientes (Nitrógeno, Fósforo y Potasio) son los más importantes, pero todavía más fundamental es que los combinemos del modo adecuado. El Fósforo es imprescindible para la formación de raíces y flores. Está presente tanto en la formación como en el crecimiento de las mismas hasta alcanzar un buen tamaño. Si observamos cuidadosamente, apreciaremos un déficit de fósforo en el color de las hojas más antiguas, que se tornaran de un verde más oscuro, deteniéndose también el crecimiento de la planta al secarse los extremos de las hojas.

Por su parte, el Potasio es el responsable de procesos como el respiratorio, la síntesis de clorofila y proteínas, influyendo también sobre el sistema enzimático. Que la planta crezca fuerte y sana en su lucha contra las plagas y demás enfermedades, es debido en gran parte al aporte adecuado de potasio. Es también el encargado de garantizar la presión de agua que soporta la planta en su interior. El amarillear de las hojas se debe a la carencia de este nutriente, los tallos se vuelven débiles e incapaces de sustentar la planta y las hojas pierden el vigor y la fuerza.

Floración 2a

En cuanto al Nitrógeno,  es uno de los macronutrientes esenciales de la marihuana, encargado de engendrar las hojas, desarrollar las ramas y prolongar el periodo vegetativo,  regular la capacidad de la planta para fabricar proteínas y clorofila, y de asimilar tanto vitaminas, como enzimas. Alguno indicios de una posible carencia de Nitrógeno podrían ser que el color general de la planta se aclara y los tallos toman un color morado; así como una floración forzada con abundante pérdida de hojas.

El Nitrógeno, Fósforo y Potasio, presentes en los abonos y fertilizantes (por este orden, N-P-K), ya sean de origen orgánico o químico, aparecen combinados en diferentes porcentajes. Podemos adquirir abonos de absorción lenta o rápida, para mezclar en la tierra, disolver en el agua, aplicar superficialmente o aplicar con pulverizador. En cualquier caso, si las cantidades presentes de estos tres nutrientes son elevadas, será administrada menor cantidad de producto a la planta, al contrario que si las cantidades son más pequeñas. Estas tres cantidades aparecen indicadas en los abonos, por lo que deberemos fijarnos al adquirirlos. Podemos acompañar el abono en esta fase con estimulantes de floración   que ayudan a aumentar el peso y tamaño de los cogollos, así como un aumento en la formación de THC.

Llegados a este punto ya no será conveniente el rociar la planta con pesticidas o insecticidas, pues no conviene mojar el cogollo para evitar la formación de moho. Si en algún momento vemos que alguno de nuestros cogollos presenta moho, lo retiraremos cuidadosamente para que no siga extendiéndose. Además, la resina que cubre el cogollo podría hacer que el pesticida quedase adherido, así pues, lo evitaríamos.

No hemos de olvidar que las primeras semanas de la fase de floración no son más que una extensión de la fase de crecimiento. Durante estos primeros días, los abonos que utilizaremos deberán tener más cantidad de nitrógeno. En cambio, los siguientes días para la fase de floración propiamente dicha, la cantidad de Fósforo deberá ser más elevada que la de Nitrógeno.

De la segunda a la tercera semana la diferencia no será tanta como de la cuarta a la octava, cuando suministraremos apenas Nitrógeno y mucho más fósforo. En cuanto a la cantidad del tercer nutriente, el Potasio, irá a la par con la cantidad de Fósforo. En principio se recomienda abonar una vez por semana y la última semana no abonaremos para evitar que los productos químicos alteren el sabor de la marihuana.

  Floración 2c

Según vemos avanzar el proceso, detectaremos que algunas hojas empiezan a amarillear. Es conveniente que las quitemos para preservar el vigor de la planta y evitar que ensombrezca lo más mínimo al resto de hojas de la parte inferior, que necesitan el máximo de luz posible. Conforme los cogollos vayan madurando, se detendrá la producción de flores, los pistilos se tornarán marrones e irán secándose, a la vez que el cáliz se hinchará como si contuviera una semilla en su interior. Pero hemos de estar tranquilos si hemos separado las plantas macho.

Desde el inicio de la fase de floración pasarán unos 40 días hasta que el cogollo alcance su tamaño máximo, pero necesitará de 20 a 30 días más para completar el proceso de maduración y ser un gran cogollo. En todo caso estos plazos son orientativos y mientras esto ocurre, recordad vigilar la concentración salina, y tened la precaución de lavar bien las raíces. La planta os lo va a agradecer. Cuidaos de cortar el cogollo antes de tiempo y examinad bien la planta. La observación de los cogollos y la propia experiencia del cultivador serán los factores determinantes para hacerlo en su justo momento. Y, ante cualquier duda, ¡preguntar es de sabios!

4 comentarios

  1. Tengo una planta en exterior y ahora debo cambiarme. Mi planta esta en fase de floracion. tengo un mes y una semana para irme como puedo hacer para aflorar rapido, sera que si le doy 20 hrs de oscuridad floresca rapido? Espero me puedan ayudar gracias

    • Administrator

      Hola lo que tienes que tener en cuenta es tener 12 horas de luz y 12 de oscuridad no porque le pongas 20 horas de oscuridad vas a terminar antes.
      lo que tienes que hacer es mirar las horas de luz que tienes y si tienes mas de 12 recortarselas hasta 12 horas de luz.
      1 saludo

  2. Muy buenas,primero felicitaros por esta gran aplicacion.Pues tengo un critical +y dos amnesia haze,y nada,tienen ya 37 dias en flora y las 3 tienen toooodas las hojas antiguas amarillas,se kes ve bien pero estan todas amarillas menos las pequeñas de los cogollos,y estos no son mas gordos que un dedo pulgar.Que estoy haciendo mal?carencias?riego?humedad?ayuda porfavor!!un saludo a todos y buenos humos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *