Inicio / Cultivo / Técnicas de cultivo / Germina tus semillas
Growshop el bruixot gandia
Germina tus semillas - El Bruixot

Germina tus semillas

germinacionLa germinación es el proceso de transformación de una semilla inactiva en planta, volviendo a recuperar de este modo su actividad biológica. Esto ocurre cuando el embrión se hincha y la cáscara de la semilla se rompe para dar paso a las primeras hojas (cotiledones) y se genera la raíz.

Estas semillas permanecerán inactivas hasta que se den las circuntancias idóneas para germinar. Para el proceso de germinación de una semilla de marihuana las dos condiciones a tener en cuenta, sea cual sea el tipo de semilla que elijamos y el modo de germinación que utilicemos, es mantener las condiciones favorables de humedad y calor.

Una temperatura adecuada es fundamental en la germinación de las semillas y debe de estar controlada en la medida de lo posible. La temperatura recomendable para la mayoría de las semillas de marihuana es de 22ºC a 26ºC, siendo 24ºC la temperatura ideal (dependiendo de donde sean originarias estas semillas pueden necesitar más calor o más frío). Fuera de estas condiciones de temperatura podrían llegar a germinar incluso desde los 18ºC hasta los 38ºC, pero les costaría mucho más.

Primeros brotes - El BruixotEl otro factor importante a tener en cuenta es la humedad, siendo capaces de germinar en un entorno de humedad relativa que va desde el 70% al 100%.

Teniendo en cuenta estos dos factores el método que elijamos para germinar las semillas es lo de menos, si bien debemos de ser muy cuidadosos para que el proceso de germinación sea completado con éxito.

Hay que tener en cuenta que al comprar las semillas, éstas llegan muy secas y van a necesitar abundante agua. Por ello elijamos el método de germinación que elijamos, el primer paso siempre será hidratar las semillas. ¿Cómo lo haremos? Simplemente debemos dejarlas en un vaso con agua durante un unas horas (por ejemplo, una noche) no alargando este periodo más de dos días pues corremos el riesgo de que se pudran. Lo más habitual es que cuando pongamos las semillas en el agua éstas floten, ya que están secas, pero según vayan hidratándose comenzarán a hundirse. Si vemos que una semilla cae directamente al fondo del vaso puede deberse a que está más hidratada, al ser más reciente, o que pesa más debido a su mayor tamaño. No debemos preocuparnos, pues esto no quiere decir que la semilla esté en mal estado.

Una vez la semilla esté hidratada existen diferentes métodos para continuar con el proceso de germinación. Quizá el método más común es el “método de las servilletas”, tal y como nos enseñaron en la escuela. Consiste en colocar las semillas en medio de servilletas de papel bastante humedecidas, en un ambiente cálido y oscuro. Deberemos mantener las servilletas húmedas los próximos días hasta que germine, así que iremos pulverizando periódicamente el papel con el fin de que no se seque. Hemos de poner las servilletas en algún envase cubierto; podemos utilizar dos platos (uno de ellos a modo de tapa). Como hemos dicho, hemos de controlar la temperatura, así que si el ambiente es frío colocaremos el recipiente encima de algún electrodoméstico o algo que produzca calor, como la torre de un PC, el módem o incluso una manta térmica. Del mismo modo, debemos de evitar los ambientes cálidos por encima de las temperaturas indicadas.

Otro método para continuar el proceso consiste en germinar las semillas en la misma tierra o sustrato elegido. En este caso haremos un pequeño agujero en la tierra (de un centímetro de profundidad aproximadamente) en el que colocaremos la semilla y cubriremos con tierra suelta. Deberemos humedecer la tierra teniendo en cuenta no mojarla demasiado, ya que corremos el riesgo de que se ahogue la semilla por falta de oxígeno. Para ello podemos utilizar un pulverizador.

El proceso de germinación suele durar entre 24 y 72 horas, aunque podría alargarse incluso hasta 15 días. En todo caso, consideraremos que la germinación ha terminado cuando se desprende de la cascara de la semilla, muestra sus dos primeras hojas llamadas cotiledones y la raíz presenta un tamaño de aproximadamente un centímetro.

 Semilla + Humedad + Temperatura=  Producto de calidad!!  –  Feliz cultivo!

Comentario

  1. Hola yo ya he germinado a mi niña porque espero que sea chica la mia no es feminizada es de un amigo que me la regalo de albacete y esta pequeñita pero mui bonita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *